Posteado por: Caretico | septiembre 17, 2012

Santo Domingo-Nagua – 15 de Septiembre 2012

Por: Vespinal

Insaciables Participantes:

Cristian Reader, Francis García, José F. Alcántara,  José R. Lantigua, Luis M. De Jesús, Julio López, Odalís Cedeño, Victor Espinal

Invitados Especiales:

Vehículo de Apoyo: Tico y Vitico Espinal.
Hora de Salida: 6:45 am Hora de Llegada: 1:00 pm.
Kilometraje del Grupo: 107 km.

Kilometraje Individual:

 

Pedido a gritos por los participantes de la primera edición y algunos de los nuevos valores del equipo, y después de una ardua semana de labor organizativa, logramos concretizar la reedición de este épico recorrido.

Podríamos decir que la aventura inició la noche anterior, cuando los mensajes vía Whatsapp no cesaban, ¡clin-clin! ¡clin-clin! ¡clin-clin! Con un Lantigua ávido de información, un Odalís ansioso por volver a su tan recordada travesía, un Francis–Manada motivado, informativo y jactancioso, que enviaban toda clase de frases, preguntas e imágenes de los preparativos.

A las 3:45 (¡Oh, mi Dios!) nos despertó Reader con su “¡En pie!”, y de ahí en delante de nuevo los “¡clin-clin!” de Whatsapp.

¡Pánico en la madrugada! Tico, quien conduciría la unidad de apoyo, no aparecía. Se suponía que iniciáramos la recogida de los participantes a las 4:30, pero no fue sino hasta las 5 cuando el trasnochado conductor apareció.

Manada desesperaba en la 27 con Gómez donde esperaba ser recogido, mientras Odalís y Luima se refugiaban en sus madrigueras y sólo se comunicaban por el Whatsapp solicitando ser rescatados.

Por fin, a las 6:20 montamos a Luima y su bici sobre la camioneta y nos encaminamos al punto definido para dar inicio al pedaleo. No sin antes atravesar la Base Aérea de San Isidro, donde, por recomendación del propio Luima, para obtener el permiso de tránsito bastaría con identificarnos como empleados del Banco de Reservas. ¡Cuál no sería nuestra sorpresa cuando el muy diligente y cooperador Luima fuera el primero en guardar silencio al pasar el punto de chequeo militar!

Siendo las 6:45 de la mañana iniciamos el largo viaje sobre dos ruedas, partiendo del cruce de la Autopista Juan Pablo II con Autopista de San Isidro. Mucha neblina durante la primera hora de recorrido.

Como siempre, la disgregación del pelotón no se hizo esperar. Cada quien fue tomando su lugar en la medida en que avanzaban los kilómetros. Previendo esto, establecimos tres puntos de reagrupamiento: Cruce de Bayaguana, los Haitises y Parador de la Autopista.

Al arribar al primer punto de reagrupamiento, las condiciones de los pedalistas en general eran buenas, excepto Uno, que ya en ese tramo evidenciaba fatiga moderada.

Luego del desayuno suministrado por la unidad de apoyo, retomamos el pedaleo rumbo al próximo destino: los Haitises. Al salir, Uno tomó la delantera alegando su condición de ser el más rezagado. Este trayecto resultó ser demoledor para la mayoría, pues casi duplica la distancia del primero, aparte de incluir la mayor cantidad de subidas exigentes, entre ellas las de Socoa, Majagual y los Haitises, propiamente dicho.

Eran las 10 de la mañana cuando el pelotón de avanzada aterrizó en los Haitises. 20 minutos más tarde llegó la unidad de apoyo escoltando a Uno. Allí, un conato de motín entre los pedalistas, alegando los delanteros que, por estar cuidando a Uno, los demás estaban sufriendo de sed y hambre casi todo el camino. Recomendamos al líder de la unidad de apoyo realizar acercamientos esporádicos a la vanguardia y luego esperar a Uno, que siempre iría detrás. Sugerencia acogida, sofocada la revuelta.

Uno salió delante nuevamente (buena estrategia), pero pronto sería cazado por los segundos en salir. Ahora nos esperaba el tramo más deseado de todo el trayecto: la bajada interminable desde los Haitises hasta el último peaje de la Autopista. Iujúuuu!!!! Son más de 15 kilómetros sin prácticamente tener que pedalear. Además, el tramo resultó ser muy corto respecto al anterior.

De todas maneras, el cuarto y último tramo antes de llegar al cruce de Nagua sería el definitorio. Lo que le faltó al tercero le sobró al cuarto en exigencia y rigor. Ya en este lapso algunas piernas empezaron a sucumbir. Alcántara y Odalís se resentían, mientras Uno encabezaba el pelotón (¿milagro?)

Ya en el cruce de Nagua hicimos la última parada, antes de llegar a la playa de Bojolo, donde nos proponíamos dar apoyo a la jornada de limpieza de playas que se celebraba en todo el país con motivo del Día Internacional de Limpieza de Costas, donde el Voluntariado del Banco de Reservas tuvo una destacada participación (detalles en una publicación especial sobre este evento).

A la 1:03 estábamos en Nagua. Un tiempo excelente para el nivel de nuestro grupo. Recorrido breve por el pueblo, visita a algunos amigos y relacionados, y luego almuerzo en “La Nicol”, comedor que ofrece un buen y económico servicio en la ciudad de Nagua.

Más tarde, celebración en el parque y degustación de cervezas incluidas en la organización. Lantigua y Francis partieron hacia Santo Domingo en el bus de Caribe Tours de las 3 de la tarde, mientras Julio, Luima, Odalís y Reader lo harían en el de las 5. Espinal, Alcántara, Tico y Vitico saldrían a esa misma hora, pero a bordo de la unidad de apoyo.

Fotos Camara José Lantigua

Fotos de Cristian Reader

Fotos de Luis Manuel

Fotos de Victico

Anuncios

Responses

  1. Destacar agradecimientos especiales a Tico y a Vitico, quienes comandaron la unidad de apoyo… valoramos su paciencia, su soporte, su disposición, sus fotografías. De verdad que no tenemos como agradecerle. A Víctor, también, por su pragmática organización y su logística sin desperdicios. Placer volver a compartir con todos ustedes, de corazón, son parte de mi. Agradecimientos también a Lantigua, por haberme impulsado en los momentos más difíciles del recorrido, principalmente, cuando esos músculos comienzan a estrellar. Abrazos a todos… Viva Insaciables!!!

    • Gracias Insaciable Francis,
      Para mí un honor ayudarlo en lo que estuviere a mi alcance, en el preciso momento que lo necesite.

      Quiero aprovechar para felicitarlo por su gran hazaña. Sí, su gran hazaña. Pues a pesar de que usted tenia mucho tiempo sin montar, se tomó la aventura de pedalear nada más y nada menos que 115 kilómetros.

      -Sin haber montado bicicleta la semana antes,
      -Sin haberse hidratado un dia antes del paseo de Nagua.

      Cualquiera en su sano juicio, diría: “Santo Domingo a Nagua en bicicleta… Tu estas loco?”

      Usted ha demostrado, que cuando se quiere, se puede… Más aún cuando encuentra La Motivación: La E-moción (Energía en Movimiento).

      Enhorabuena Insaciable Francis!!

  2. Al llegar a la parada de los Haitises, Alcántara sugirió que para una próxima ocasión se acorte ese tramo programando que la segunda parada sea en la nueva estación de combustibles ZUNIX, que está a nivel de Gonzalo. Me parece buena idea.

    • Les decía, durante los preparativos, Salto de Socoa, porque precisamente entendía que era muy largo el tramo, sumado a los repechos. Aunque observé que Socoa está muy cerca del cruce de Bayaguana. El recomendado me parece bien.

  3. Este viaje es una muestra de que no todo necesariamente debe hacerlo la directiva. Una iniciativa de Victor ha pedido de unos cuantos, apoyo de la directiva y todo un exito.

    • Recordar que esa es la especialidad de Víctor: Logística. Además de que se trata de un pasado directivo, muy efectivo durante su gestión. Más acción, menos conceptualización es la consigna!!!

  4. WAO! Yo solo pensaba: Y recorrieron todo eso en tan poco tiempo!
    Que grandiosa experiencia, felicita a todos los insaciables de mi parte.
    Un abrazo!

    • Gracias Ginnette por tu comentario.
      Esperamos hayas disfrutado la reseña y las fotos.

      Realmente hasta nosotros mismos nos soprendimos de ver que ya a las 1pm estábamos pisando las Playas de Nagua.

      Los felicitaré de parte de La ChinaVillaMellera!!
      Gracias por tu fiel apoyo

  5. Hola Jose Rafael,

    Definitivamente ustedes son unos verdaderos Insaciables, los felicito. Las fotos muy buenas … Y una excelente reseña para completar una verdadera travesía.

    No hay palabra para describir lo disfrutaron. Con dicen los muchachos “Misión Cumplida”.

    Atentamente,

    Julio Torres

    • Hey Hermano Julio T., gracias por tu comentario!

      Tu siempre tan atento con nosotros. Esperamos que pronto podamos hacer ese paseo juntos, a parte de las corridas del mirador.
      Es asi, aunque a veces las cosas se tornen un poco dificiles, tratamos de exigirnos un poco mas.
      Espero que hayas disfrutado de las fotos y la reseña de Victor (bien jocosa, por cierto).

      Que algun finde podamos juntarnos, caramba! (mucho mejor si es en constanza, donde tu amigo).

  6. Dios, ¡cuánta energía! Parece mentira cómo en tan poco tiempo llegaron a todos lugares. Si yo hubiera ido en vehículo, creo que todavía fuera por San Isidro. En verdad que le dieron duro. Felicidades a todos.
    ¡Ah!, y para la próxima, no se jueguen con la comida de nadie. Los ciclitas, como todos, necesitan temprano su desayuno: mangú, bacalao. morirsoñando. Bien papiao para la faena.
    Un abrazo,
    Iris

  7. Hay que felicitar a Francis que demostró ser un verdadero insaciable con ese coraje único de Mana, y a el señor Victor por esa gran logística. Hasta la próxima aventura.

  8. HERMANO!! Y usted pedalio 115 kilometro!!!!!! Pero tu ta pal´ tu de francia!!!!!!!

  9. hola

    que bueno que hicieron ese viaje y como que fue rapido, me alegro que sigas montando.

    ojala nos juntemos pronto por ahi.

    Ricardo A. Martinez L.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: